Remedios Naturales para Curar el HPV y eliminar las Verrugas

Las verrugas crecen en la superficie de la piel. Se trata de un no-crecimiento canceroso causado por el virus VPH. Hay cuatro tipos principales de estos crecimientos: verrugas en las plantas de los pies, en las manos, en genitales y planas (que pueden aparecer en cualquier parte).
No son contagiosas, pero sí caprichosas. A veces desaparecen por su propia cuenta y, a veces, reaparecen. Los dermatólogos las combaten con láser o congelación, con una solución de nitrógeno.

Remedios caseros

Aplicar aceite de vitamina en la piel circundante, y luego aplastar un diente de ajo crudo, colocándolo sobre la verruga, y cubriéndola con un vendaje adhesivo. El ajo crudo actúa, y la verruga cae a más tardar en ocho días. Aplicar aceite de vitamina E a la zona para ayudar a sanar.

Otro remedio casero es cortar una cebolla cruda en un plato, cubrir con sal y dejar una noche. Aplicar el jugo resultante en las verrugas dos veces al día, hasta que desaparezcan.

Un tercer remedio casero consiste en cortar piña fresca en rodajas delgadas. Aplicar el jugo varias veces al día hasta que desaparezcan.

Uno más, es aplicar el jugo exudado de los tallos de higos y hojas. Empero siempre es mejor consultar a un dermatólogo para el tratamiento tan pronto como las descubra, ya que se pueden propagar o infectar sin control o por efecto de remedios caseros contraproducentes.

Una de las infecciones más comunes en el mundo está causada por el Virus Papiloma Humano (VPH), también conocido como el virus de las verrugas. Es un virus microscópico que infecta la piel.

Las verrugas aparecen como bultos o como grupos, y algunos se parecen a la coliflor. Hay muchas cepas o tipos de VPH. Ciertos tipos de verrugas y, en particular, los tipos 16, 7, 33 (cepa de verrugas genitales) están asociados con cambios más serios en la piel que pueden causar cáncer. Estudios demuestran una gran relación entre las genitales y el cáncer de cerviz.

A diferencia del virus del herpes, que viaja por las células nerviosas, el VPH se ubica en la piel. Sin embargo, muchas de las infecciones del VPH son invisibles. Significa que el virus alteró la estructura del ADN de la célula, pero no muestra señas visibles en la piel.

Así, millones de personas no saben que tienen VPH porque no tienen verrugas. Una muestra de su piel puede determinar si tienen el virus.

Algunas de las cepas incluyen: verrugas comunes que por lo general crecen en las manos, suelen afectar a los niños; las verrugas chatas, que crecen en cantidades o grupos; el tipo que crece debajo de nuestros pies puede ser muy doloroso, a éstas se les conoce como verrugas del plantador.

Un acercamiento más particular

Las verrugas son tumores benignos e indoloros, generalmente de la piel, caracterizados por un engrosamiento de las capas de ésta y que se encuentran bien circunscritas o delimitadas. Estos tumores benignos están producidos por una infección vírica (son partículas que carecen de estructuras metabólicas propias, por lo que necesitan parasitar a otras células para vivir).

Una familia de estos virus conocidos con el nombre de Papovavirus, y más concretamente un grupo llamado Papilomavirus, son los responsables de esta infección que se trasmite por contacto directo a través de la piel con una persona infectada o por virus recientemente diseminados, que se mantienen bien en determinados ambientes con humedad y calidez.

Es un problema social de importancia, pues se estima que alrededor de un 40 por ciento de la población tiene o ha tenido verrugas en alguna ocasión, y porque afectan más a niños y adolescentes sin que existan diferencias en cuanto al sexo.

Cómo se tratan

Debemos conocer que no existe tratamiento específico y que se trata de lesiones benignas, por lo que solamente se utilizarán terapias agresivas en contados casos, y esto supone que están contraindicados tratamientos de radioterapia y cirugía. Es también necesario conocer que en un porcentaje elevado estas lesiones involucionan o desaparecen espontáneamente (20 por ciento en un año y 70 en dos).

En el caso de verrugas comunes o vulgares se pueden utilizar productos queratolíticos como el ácido salicílico y ácido láctico al 16 por ciento en mezcla. Se usa en aplicación tópica con cura oclusiva o vendaje posterior. Previamente conviene realizar un raspado de la verruga. Es un método lento pero que alcanza curaciones en un 70 por ciento de los casos.

En otras ocasiones se emplea la crioterapia o terapia del frío, que coagula y congela la epidermis, formando una ampolla que a los pocos días desaparece, regenerando una nueva capa de piel. No se debe abrir la ampolla y ésta se llevará descubierta.

En otros casos más seleccionados se puede emplear la electrocoagulación. En el caso de los condilomas acuminados, los tratamientos por medio de medicamentos como la Podoxifilina o el cinco fluorouracilo en crema, algunas de ellas contraindicadas en el embarazo.

Como medidas generales se pueden tener en cuenta lo siguiente:

Los baños calientes acompañados de un rascado de la parte superior de la verruga pueden acelerar la curación. Para el rascado se puede utilizar piedra pómez o una cuchilla.

Los queratolíticos de venta libre en farmacias pueden ser útiles tras raspar la verruga, mojar con agua caliente y aplicar unas gotas de medicamento. El uso de taloneras, plantillas o almohadillas en los pies suelen mejorar la sintomatología. Es necesario saber que los tratamientos agresivos pueden dejar cicatrices.

En el caso de los Condilomas Acuminados tener en cuenta lo siguiente:

    Abstinencia sexual de las mujeres hasta completar el tratamiento.
    Mantener condiciones higiénicas extremas y evitar la humedad.
    Estas lesiones son desesperadamente recidivantes, por lo que no hay que perder la paciencia.

Qué puedo hacer

    Ante la presencia de verrugas, primero sepa que son benignas y no es motivo de urgencia acudir a su médico, salvo que se trate de verrugas venéreas o genitales.
    Acuda en consulta normal a su médico para confirmar la existencia de verrugas.
    Si está segura de su existencia, puede adquirir en la farmacia un preparado tópico de aplicación de queratolítico y aplicárselo durante dos o más semanas con posterior vendaje oclusivo o cubrimiento hasta que desaparezca la lesión.
    Si ésta se hace rebelde, acudir al médico informándole del tratamiento o remedio aplicado.

Aprende aquí el tratamiento natural para curar e hpv y eliminar las verrugas para siempre.